sábado, 23 de noviembre de 2013

La radio

Tu voz a un botón de distancia,
que me acompaña desde niño,
Y le da a tu sonido la importancia,
de banda sonora de cariño.

Mi primer reloj, las horarias.
Las noticias marcaban las horas.
Mañanas de vida cotidiana.
Y noches de fútbol y prosas.

Misterio que cambia el milenio
de un viento marcado por rosas.
aventuras de mundo en sonidos
de voces amigas y misteriosas.

Números de listas repletas
Canciones de adolescencia 
Cintas de casetes que atrapan
A locutores que marcan tendencia.

Aún nos queda camino,
Nos quedan aún muchas horas,
siempre hay una radio conmigo,
para vivir muchas cosas.




Publicar un comentario