jueves, 15 de diciembre de 2011

El loto azul

Yo que soy de ciencias, o eso decían cuando en el instituto teníamos que elegir al llegar a tercero de BUP (Bachillerato Unificado Polivalente) lo de escribir lo llevo regular, y no es por ser de ciencias, que no lo tengo muy claro, es porque se me da regular. Eso si, como soy un kamikaze de mis cosas me atrevo a casi todo, solo con el riesgo de cagarla un poco, pero con la suerte de aprender mucho.
Es por esto, que milagros de la vida y del twitter uno conoce, por sus palabras lo conoceréis, porque personalmente, de momento, no nos conocemos, al gran Enrique Falcó, que tiene nombre de persona importante y que lo es, amigo de la gula y de las buenas letras. Don Enrique, @FalcoLochLomond para los amigos de los 140 caracteres, de Badajoz como Dios manda, tiene una de esas ventanas al mundo de las opiniones que da gusto leer, y no sabemos muy bien si en un ataque de generosidad o de temeridad nos invita a participar en ella, y encima nos agasaja con una presentación digna de cualquier abuela. Muchas gracias caballero. Aunque después de aportaciones como las del gran José Luis Lorido, Lolo Merino o Ángel Manuel Gómez Espada por mencionar la algunas, da mucho vértigo, aunque como bien diría mi amigo Obelix “lo único a lo que tenemos miedo es que el cielo se caiga en nuestras cabezas” así que al lío.
Pulsad el siguiente enlace y por si no  lo conocéis entrad en el maravillo mundo de Enrique Falco, de los Loch Lomond de toda la vida, y no os olvidéis de dejar un comentario, porque los blogs se alimentan de vuestros comentarios.

Publicar un comentario