domingo, 8 de junio de 2008

La ropa de embarazada

No se si a vosotros os pasará igual, pero lo de la ropa de embarazada es un mundo.
Resulta que como al principio no están embarazadas (que si que lo están, pero no lo parecen) pues con la ropa no hay problema, solo intentar que no les apriete mucho la cintura. Luego viene ese momento en que hay que esperar a que te digan algo, porque no sabes si están embarazas o es que han ganado algún que otro kilo. En este punto es cuando empieza a dar problema la ropa.
¿Que me pongo? y seguro que esta pregunta la conocéis de antes del embarazo, pero ahora es más complicado, porque ahora de verdad no tiene ropa. Entonces empieza la búsqueda de la ropa perfecta, porque tiene que ser la adecuada para la época, que de de sí, porque luego siguen engordando, y que les pegue con el resto de su armario (esto ya sabemos que es imposible, porque en cuanto una prenda entra en el armario de una mujer, sufre una mutación que hace que ya no pegue con nada de lo que haya en el armario). Bueno pues al final resulta que se compran un par de pantalones y un vestidíto, super mono (y con suerte no demasiado caro) y estos se convierten en su segunda piel, se tiran todo el embarazo con ellos, y pueden ser unos pantalones de pana en agosto, pero como es con lo que están cómodas pues les da lo mismo (vamos igual que tu con la camiseta de la BCM de tu excursión de 3º de BUP, y que ella quiere tirar porque esta vieja). Pero este síndrome de la comodidad desaparece con el parto, y en adelante volverás al habitual no tengo nada que ponerme.

¿Cual será la prenda de este embarazo? Creo que ya me voy haciendo una idea...........


Publicar un comentario