lunes, 6 de junio de 2011

Nadal y guardar la ropa.


Nadal, ¡que grande eres criatura!. Ayer media España dejo la tan patria siesta para verte en un nuevo dos de mayo. Ayer todos estábamos de acuerdo, ¡Dale, que cuanto más griten esos franceses mejor lo estas haciendo!

Nadal es el mejor, que orgullo ser español, todos estamos felices, ¡Merkel, Nadal toma pepino! ¡Platiní, guarda lagrimas que viene Contador! Hoy nos comemos el mundo, porque somos como Nadal. 

Lo que me da pena es que el efecto Nadal dura poco. En cuanto el españolito de a pie mira en la cuenta del banco y se da cuenta que no es 6 de junio, tiene que ser 37 de mayo, porque yo solo veo nubes negras y ya estamos otra vez a final de mes.

Hay que aprender mucho de nuestro compatriota. Trabajo, esfuerzo, constancia y coherencia. Hoy todos somos Nadal, pero ser Nadal esta muy lejos de muchos, porque….
No se puede se vicepresidente del gobierno y la nueva esperanza socialista.
No se puede reclamar el cese del gobierno y no presentar una moción de censura.
No se puede presumir de nueva izquierda y ser muleta con de la izquierda más conservadora.
No se puede luchar contra ETA y negociar con BILDU
No se puede pedir que los ciudadanos nos apretemos el cinturón y no predicar con el ejemplo.
No se puede decir una cosa en Badajoz y la contraria en Valencia.
No se puede engañar al pueblo y pedirles su confianza ciega.
No se puede prometer empleo y generar parados.
No se puede…

No se puede “Nadal” y guardar la ropa.
Publicar un comentario