sábado, 14 de mayo de 2011

Estudiando los programas electorales V. Reflexiones

Bueno, ya de "estudiado" los programas electorales. Me ha resultado curioso, como poco, que la mayoría de los comentarios que he recibido de mis entradas en el blog a este respecto han sido del tipo "¿Y todavía te crees eso?, cosa que no deja de ser preocupante en si misma. Ciudadanos adultos, con estudios, no miran los programas electorales porque no se los creen.

En parte tiene algo de razón, Cuando en una administración lleva un partido gobernando más de dos legislaturas, parce que su programa es algo del tipo, Lo que he podido hacer y no he hecho pero haré. Si el programa es de la oposición seria algo así como: Todo esta fatal por culpa de los otros, pero yo lo haré mejor porque soy el más bueno, más transparente y pienso de verdad en el ciudadano. Y luego están los partidos minoritarios, que bien por su trayectoria nadie se los cree o porque no se les conoce y se piensa que no tendrán el peso suficiente se los ignora.

Visto de esta forma lo que tenemos que hacer, y algunos quieren que hagamos, es dejarnos llevar por nuestras filias y fobias y votar sin pensar demasiado, o incluso no votar, total si son el mismo perro con distinto collar.

Yo creo que no, que es necesario que nos impliquemos. Es cierto que no todo es el programa, que es muy importante, porque si no como luego les pedimos explicaciones. Por cierto, ¿alguien sabe que porcentaje de su programa han cumplido Vara o Celdrán?

También es verdad que hay cosas que no pueden quedar en el aire. No se puede decir en la Junta de Extremadura que hay que limitar los mandatos y no hacerlo en los Ayuntamientos. No se puede pedir confianza en que vamos a hacer ciertas cosas cuando en X años no las hemos hecho. No se puede presumir de austeridad y crear sillones para los amigos con carné. No se puede acusar de opacidad a una administración y hacer lo mismo en otra. No se puede tener un discurso en la oposición y cambiarlo al gobernar o uno gobernando y cambiarlo al dejar el puesto. No se pueden pedir responsabilidades políticas por unas cosas y no asumirla por las mismas.

Por eso no solo son los programas, también esta la responsabilidad, la credibilidad, la profesionalidad y queramos o no nuestras filias y fobias. Por eso os invito a que os leáis los programas, que atendáis a las entrevistas que les realizan a los candidatos, que si tienes oportunidad les preguntes, y sobre todo que pienses que son los que nos van a gobernar la próxima legislatura.

Por último recordar a los partidos que el voto es mío, y que de equipo de fútbol no cambio, pero de candidato.... Les quedan 6 días, porque el 21 pienso reflexionar y el 22 ¡VOTO!
Publicar un comentario