lunes, 4 de agosto de 2008

Semana 23

Aitana pesa más de 1/2 kilo. Ahora medirá mide alrededor de 28 centímetros y puede sentir los movimientos de Elena. Las venas que tiene en sus pulmones y que le ayudarán a respirar se están desarrollando, aunque todavía faltan unos meses para que los pulmones estén completamente formados. Ya comienza a acumularse grasa en el cuerpo del bebé, la piel todavía está floja, lo que le da al bebé un aspecto arrugado (todo el tiempo en remojo es normal, jeje). La rutina de ejercicios diarios del bebé incluye mover los músculos de los dedos de las manos y los pies, de los brazos y las piernas regularmente, por eso Elena siente movimientos más bruscos.



La madre, todo cuerpo.
Cuanto más se acerque a la fecha establecida de parto, más difícil le será dormir. La ansiedad, la necesidad frecuente de orinar, la acidez, los calambres en las piernas y el malestar general se pueden traducir en poco descanso durante las noches para la mujer embarazada. Pero la salud de su bebé y la suya dependen de que usted descanse lo necesario. Pruebe darse un baño de agua tibia, escuchar una música o leer un libro que la relaje, o beber una infusión que la ayude a prepararse para dormir. Todo esto si dispone del tiempo suficiente, porque las personas normales tienen que atender a sus otros hijos, cuidar de la casa, acudir a eventos sociales obligatorios como cumpleaños y santos de parientes, y si tiene suerte y tiene vacaciones, porque no la han despedido o no le han renovado el contrato al enterarse que está usted embarazada, tendrá algo de tiempo para preparar el cuarto de su nueva hija, pero claro...., con la inestimable ayuda del padre, su pareja sentimental o lo que sea que usted quiera llamar a ese con el que comparte su vida, porque recordemos que hay que relajarse y descansar.
Publicar un comentario