viernes, 4 de julio de 2008

Semana 18

Las orejas llegan a su posición final y sobresalen de la cabeza (esperemos que lo justito). dentro de muy poco el nuevo miembro de la familia será capaz de escuchar. Los huesos del oído medio y las terminaciones nerviosas del cerebro se están formando para que pueda escuchar sonidos como los latidos de su corazón o el movimiento de la sangre a través del cordón umbilical. ¡Es posible que el bebé hasta se asuste de los sonidos fuertes!

Los ojos del bebé también se están formando. En este momento, miran hacia adelante en vez de hacia los costados y es posible que las retinas puedan detectar los rayos de luz de una linterna si la apunta hacia el abdomen (que es una cosa de lo mas normal del mundo, quien no se pasa las mañanas de verano con una linterna en el abdomen de su amada esposa).

Hasta este momento, los huesos del bebé se habían estado formando, pero aún eran blandos. En esta semana, comienzan a endurecerse u osificarse. Algunos de los primeros huesos que se osifican son los que forman las clavículas y las piernas.


http://kidshealth.org

En esta semana la madre....

¡Ya lo nota! de momento de manera interna, pero distingue perfectamente si son gases o el futuro hijo, esto es importante, porque la mezcla de sensaciones puede ser dura, imaginad la situación: Papá que lo noto! ... a no es un pedo. Dentro de poco el futuro padre posiblemente pase largas horas con la mano en la barriga de la madre esperando tener la suerte de notar a su hijo.
Publicar un comentario