domingo, 26 de febrero de 2012

Me faltan datos.

Esta semanas han sucedido muchas cosas en España, de repente en febrero era primavera en valencia, y la policía cerraba colegios. Desde sectores de no sé muy bien qué lado político se animaba e incluso se organizaban protestas, algunos pensaban que el 23-F era más de los 70 que del 2012, y nos lo querían hacer pensar a todos los demás, y otros poco más o menos que no ha pasado nada de nada.
He leído columnas de opinión, tweets a favor y en contra de unos y de otros, por la radio y la televisión se nos “informaba” puntualmente, todos ellos con datos “totalmente contrastados” sobre fechas, acciones, participantes, inductores, etc. Todos parecen tener una opinión totalmente formada sobre cómo han sucedido los acontecimientos y quienes han sido los culpables. Todas esas opiniones son, generalmente, solo de dos tipos: 1-Esto es lo que pasa por que gobierne el PP ¡A las barricadas! Y 2- Todo es un montaje de los rojos que se infiltran en todo y que manipulan porque no admiten que ganásemos las elecciones.
He esperado un poco para ver si pasados unos días se aclaraba el asunto y me podía hacer una idea real de lo sucedido, pero me faltan datos. No tengo claro por qué protestaban exactamente en el instituto, no tengo claro quienes protestaban. No sé cómo se pasa de una protesta pacífica de padres y estudiantes a una carga policial. Puede ser que la respuesta policial fuese excesiva, pero es que me faltan datos para saber contra que respondían o quienes se manifestaban realmente, y por qué.
Creo, y digo creo porque me faltan datos, que la gestión que desde la delegación del gobierno en Valencia o desde el gobierno mismo se ha hecho no ha sido muy buena, y que la que han hecho desde el PSOE es oportunista y poco responsable.
Hace falta parcialidad a la hora de dar las noticias, hace falta contrastar la información, hace falta ser menos sensacionalista, menos periodismo de titulares partidistas y más responsabilidad social en los medios de comunicación. También en los receptores de la información hace falta un poco más de criterio y no solo leer el panfleto de nuestro lado o ver o escuchar el comentario del experto de turno que por supuesto opina exactamente igual que nosotros. No todo es blanco ni negro, es más es de colores, pero no solo rojo o azul. Todo tiene sus matices y tonalidades, pero no os puedo decir cuáles son porque… me faltan datos.
Publicar un comentario