lunes, 24 de noviembre de 2008

Que nervios....

La ley de Murphi dice estas cosas, así que justo en el momento menos adecuado nos ponemos a realizar un cambio en internet de compañía, por lo que de momento (a ver si esta tarde puede estar todo solucionado) estamos sin internet en casa, y claro el nacimiento puede ser en cualquier momento.
Elena está que no puede moverse y es que Aitana ya no tiene espacio, estamos esperando que en cualquier momento se ponga todo en marcha. Cada vez que Elena dice ¡Ay! a mi se me cambia la cara y lo peor de todo es que siempre me dice: -"que no es nada, cuando sea te enterarás" Pero claro poneros en mi lugar, esto es para terminar agarrado a una lampara. Me voy por la mañana a la oficina, que durante el viaje pongo el movil en silencio porque solo que suene es peligroso. Luego lo pongo a todo volumen, y todo el día pendiente.
Me llaman......... ........... ........... corre, corre a ver quien es...... .......... ............ ...........y toda la oficina pendiente de quien me llama. Pués nada, falsa alarma es un cliente. Y esto cada vez que suena el teléfono.
Si está claro que es mejor esperar tranquilamente, pero eso es casi imposible, si es que esta semana será de larga, o no..... un segundo que suena el teléfono...... ............ ......... nada, otra falsa alarma.
Si estará la cosa tensa que esta mañana hemos tenido que hacer un protocolo de aviso en la oficna, que digo yo que vamos a tener una hija no un tsunami, aunque..... según sea la rotura de aguas. Bueno pues eso, que tranquilos que aunque el internet en casa no funcione, según el protocolo de aviso usaremos vias alternativas para avisar.
Bueno os dejo que suena el telefono........ ............ ........... ............
Publicar un comentario